Abrir el arte a la toma de posición

Figúrese que el arte encarnando la utopía hace juego de espejos en la realidad. Ora se desliza en su materialidad para sacudirse en ella y bailar tejiendo su en sí mismo. Ora hace suya, desde la producción, esa pretensión liberadora de subjetividad para criticarla… Y, sin embargo, después de todas sus odas sugerentes para «la creación creativa» parece haber caído en la perplejidad de su paradoja, abierta por el capitalismo que, por un lado, es látigo de transformación de sus cánones y, por el otro, por su puerta de salida es mercantilizado y re-compuesto por la industria cultural.

Anuncios
Leer Artículo →