El fantasma de Leelah

Versión PDF

Por Oscar Fernández

El 28 de diciembre de 2014, Leelah Alcorn, de 16 años y que se identificaba como una chica trans, se quitó la vida después de caminar aproximadamente seis kilómetros desde su casa a la Interestatal, donde fue arrollada por un camión. Leelah publicó una carta en Tumblr desde su cuenta (que fue eliminada por exigencia de sus padres), lazerprincess, donde decía que se sentía “como una chica atrapada en el cuerpo de un chico”.

Su muerte causó revuelo en redes sociales y hubo una fuerte respuesta de los colectivos de derechos de la comunidad sexodiversa frente a la exclusión que sufren las personas trans en EE.UU., provocando que miles mandaran donaciones a agrupaciones de derechos de transexuales. Su madre publicaría unas horas después un mensaje que leía: “mi dulce hijo de 16 años, Joshua Ryan Alcorn fue a casa al cielo esta mañana. Salió por una caminata temprano y fue atropellado por un camión. Gracias por los mensajes y bondad y preocupación que nos han mandado. Por favor continúen manteniéndonos en sus plegarias”. Las críticas no se hicieron esperar para la familia de Leelah, que continuó refiriéndose a ella como Josh; los medios locales también se refirieron a ella como hombre. Fueron irrespetuosos y desleales con los deseos de Leelah incluso en muerte, a pesar de que en reiteradas ocasiones sus padres habían dicho que la “amaban incondicionalmente”.

La comunidad no heteronormada en EE.UU. sufre, por un lado, una desigualdad en sus entornos cercanos, y por el otro, de una tremenda exclusión social que se exporta también a otros países, la cual es causada en gran medida por las creencias religiosas.

La desigualdad económica

Sin querer desviarnos del tema, no queremos decir que la religión sea la causante de la desigualdad que describiremos a continuación. Solamente queremos resaltar aquí que esta inequidad no es solamente política, sino que es una desigualdad material y tangible que alcanza aspectos más allá del acceso a derechos elementales. Y es que hay una enorme brecha entre los niveles de vida de la comunidad sexodiversa en comparación con la comunidad heterosexual. Un estudio independiente realizado en 2009 (y a pesar de aclarar que tenía una falta considerable de datos)[i] registró que entre los adultos que tienen acceso a un seguro de salud, el 82% de los heterosexuales tenía uno, la comunidad gay llegaba al 77% y los transexuales apenas al 57%. Allí mismo vieron que los gays tenían 29% en cuanto a que atrasaban o no hacían sus visitas médicas, frente a un 17% de los heterosexuales; de quienes atrasaban o les negaban prescripciones, la tasa llegaba a un 22% en la comunidad gay contra 13% en la comunidad heterosexual. Precisamente por lo anterior, la comunidad gay tenía una tasa de 24% de casos que eran atendidos en la sala de emergencias contra 18% de los heterosexuales.

Otro estudio, hecho dos años después,[ii] se enfocó en la comunidad trabajadora. Entre el 15 y el 43% de los trabajadores gays han recibido discriminación en su centro de trabajo, entre el 8 y el 17% de los gays dijo que los habían rechazado o despedido de su trabajo por su orientación sexual, del 10 al 28% dijo que no los tomaron en cuenta o les habían rechazado un ascenso por su orientación sexual, entre el 7 y el 41% de los gays dijo que los habían abusado verbalmente o que su centro de trabajo había sido vandalizado, 90% de los gays habían sido víctimas de acoso y maltrato en su trabajo; de los transexuales, el 47% tuvo problemas en su trabajo: el 44% no fue aceptado en su trabajo, 23% les negaron un ascenso y 26% fueron despedidos. La comunidad sexodiversa gana entre 10 y 32% menos que los heterosexuales.

cuadroleelah1

 “Una nación bajo Dios”…

Decíamos arriba que la exclusión está basada en las creencias religiosas, las cuales son promovidas por organizaciones fundamentalistas de derecha. El sur de EE.UU. (y sobre todo los estados que formaron la Confederación durante la Guerra Civil), que históricamente ha sido un bastión del cristianismo, está repleto de este tipo de asociaciones que, de una u otra forma influyen en la sociedad yanqui y expanden su veneno homofóbico.

Diversas organizaciones cristianas actúan impunemente arropados bajo subsidios estatales por asumirse como clínicas de cura. Por ejemplo, la otrora candidata republicana, Michelle Bachmann, fue objeto de un escándalo en 2011 cuando la opinión pública se enteró de que su esposo era dueño de clínicas que decían “sacar lo gay con rezos” (Pray Away the Gay) y de los cuales llegaron a ganar 137 mil dólares[iii] por medio del presupuesto de Medicaid, el servicio de salud introducido por Obama y del que el Tea Party (el ala derecha del partido republicano) fue un gran crítico. La muerte de Leelah provocó una campaña nacional para que este tipo de clínicas, que actúan con libertad, y en algunos casos llegan a ser demasiado severos, sean prohibidas para siempre.

Una de las formas más brutales para “curar la homosexualidad” fue expuesta por el documental Kidnapped for Christ (Secuestrado para Cristo). Los testimonios, si el lector puede creerlo, parecen ser sacados de cualquier sobreviviente del Holocausto o de la GESTAPO: “una mañana me desperté y había dos sujetos en mi casa. Me dijeron que me vistiera, que me iban a mandar a una escuela en República Dominicana. Me resistí y me amarraron con un cinturón y me llevaron a un auto”; “cuando desperté, mi mejor amiga había desaparecido”; “no respondía nuestras llamadas y sus padres nos decían que no se sentía bien”. Pero la “justificación” de los dueños era todavía peor: la forma en que les podemos hacer entender que están causando mucho dolor a sus seres queridos es causándoles un poco de dolor a ellos mismos. Muchachos que, solamente por su orientación sexual, eran enviados a un campo de concentración de facto en República Dominicana. Las secuelas psicológicas eran tan severas que los muchachos llegaban a sus casas y pedían permiso hasta para comer, pues en el campo debían pedir permiso para todo.

Asimismo, en el ámbito educativo, existen asociaciones que, ligadas a alguna iglesia fundamentalista, van disfrazados como clubes de estudio a las escuelas primarias para adoctrinar a los niños. Un caso similar se dio en Portland (Óregon) cuando la comunidad tuvo noticia de que uno de estos “clubes” estaría dando cursos en una escuela local. La organización de la sociedad y la fuerte campaña que hicieron lograron evitar que el club pudiera sesionar, pero esta clase de adoctrinamiento es dañino para los niños, pues (según un artículo de Oregon Live) [iv] “el currículo del Good News Club incluye enseñarle a los niños que cada persona es un pecador. Bajo los ojos de muchos cristianos, el ‘pecado’ es cualquier forma de no ajustarse a los parámetros divinos. La Biblia dice, por ejemplo, que todos hemos pecado”. De igual forma, otras organizaciones usan otros métodos para expandir su doctrina. Los ministerios de Answers in Genesis, del australiano Ken Ham, dicen “muchos ahora están permitiendo el ‘matrimonio gay’. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que las relaciones polígamas o pedófilas se permitan, como algunas personas están empezando a defender? ¿Quién puede decir que están equivocados, si la mayoría está de acuerdo con ellos?”. “Los cristianos fieles no podemos aceptar tales argumentos porque una autoridad más grande —la autoridad de la Biblia como la Palabra de Dios— nos vincula”.  Este ministerio es el que está detrás del Museo de la Creación en el estado de Kentucky, donde hay una sección llamada el “callejón del grafiti”, en el que dicen (entre otras cosas) que la aceptación de la teoría evolutiva de Darwin trajo como consecuencia la aceptación de la homosexualidad.

Las organizaciones juveniles tampoco escapan de esta caza de brujas. La Iglesia de los Santos de los Últimos Días (también llamados mormones) tiene una fuerte presencia al interior de los Boy Scouts of America, donde en los últimos años hicieron una purga de varios dirigentes scouts por el hecho de ser gays bajo el argumento de “proteger a los niños” (asociando la orientación sexual con la pedofilia).

…Para beneficios políticos

Estas organizaciones cristianas no solamente actúan en la esfera social, sino que influyen en importantes decisiones políticas. Varios congresistas locales en los estados del sur impulsan proyectos de ley reafirmando la “identidad cristiana” de la nación. Recientemente, por ejemplo, se supo de un grupo de diputados del congreso de Mississippi que impulsaba una iniciativa para hacer de la Biblia el libro oficial de ese estado.[v] El año pasado, un grupo de ateos respaldados por la Asociación Estadounidense de Libertades Cívicas (ACLU por sus siglas en inglés) demandó al congreso de Oklahoma por poner un monumento de los 10 Mandamientos en terrenos federales.[vi]

Fue muy conocido (por medio del documental Jesus Camp, que se estrenó en 2006) el caso de la pastora Becky Fisher, que manejaba un campamento juvenil en el que hacía actos religiosos, les decía a los niños que eran hipócritas y exclamaba furibunda ante un auditorio lleno de infantes que “no me importa qué clase de héroe sea, si se hubiera seguido la Biblia, Harry Potter habría sido sentenciado a muerte”; otra escena muestra un recorte de cartón de tamaño real del entonces presidente George W. Bush siendo alabado por los niños en la Iglesia del Cristo Triunfante (Christ Triumphant Church).

Lo que ocurre es una verdadera asociación: los políticos hacen leyes favorables para el sector ultraconservador que maneja “asociaciones civiles” y organizaciones juveniles (como el campamento de Fisher) y a cambio obtienen una base social que les garantiza una afluencia de votos, facilitándoles la victoria en época de elecciones. El ya mencionado documental Jesus Camp muestra esta alianza: Colorado Springs (Colorado) es el lugar con más iglesias evangelistas en EE.UU. y cuyo atractivo son sus megaiglesias. En una de estas megaiglesias, Ted Haggard, presidente de la Asociación Nacional de Evanglélicos (que tiene registrados a 30 millones de afiliados), declaraba: “no necesitamos tener un debate sobre la actividad homosexual. Está escrito en la Biblia”. A continuación, Haggard instó a los feligreses de su iglesia a hacer plegarias para el presidente Bush y sus nominados a la Suprema Corte para revocar el juicio de Roe vs Wade, que hablaba sobre la legalidad o no del aborto. Haggard en aquel entonces hablaba con el presidente Bush y sus consejeros de forma semanal.

…Y exportadores de opresión

Unos días después de la muerte de Leelah, el 5 de enero de este año, Eylül Cansın, transexual de 24 años, saltó desde el puente de Bósforo en Constantinopla/Estambul (Turquía) y se quitó la vida. Eylül externó sus motivos en un video subido a YouTube. La chica, que se identificaba como transexual, contó entre lágrimas cómo no la dejaban expresarse libremente: “no podía trabajar, quería hacer cosas. […] Me lo impidieron muchas veces y me hicieron sufrir mucho”.[vii]

Los transexuales son igual de discriminados en el extranjero debido a la influencia estadounidense. Muchos ministerios cristianos han ido de visita a otros países a dar conferencias y prédicas de su visión. Esto trae como consecuencia indirecta la aplicación de leyes homofóbicas en algunos de esos países a cambio de tener libertad de ingreso en esos lugares.  Algunos países africanos ya tenían leyes contra la homosexualidad, pero no fue sino hasta hace algunos años que estas leyes se endurecieron. En Camerún, la tasa de discriminación a los homosexuales ha llegado a niveles alarmantes, al grado de que las personas que van a los bares no pueden pedir licor de crema Baliey’s por estar asociado a la comunidad gay.[viii] Uganda, país que tuvo un escándalo internacional en años recientes debido a sus leyes homofóbicas, comenzó su giro político después de una serie de conferencias del pastor ultrarreaccionario Scott Lively, quien afirma que los homosexuales inspiraron a Hitler y son culpables del Holocausto, que ser gay es más ofensivo que los genocidios y de que es necesaria una “revolución antigay” contra la “homosexualización del mundo”. Después de estas conferencias, las iniciativas de ley homofóbicas se dispararon, al mismo tiempo que otras organizaciones religiosas (como la International House of Prayer) lograron tener más libertades para ingresar sus “misiones” al país africano. Lively de hecho se jacta de estar detrás de las leyes homofóbicas en la Rusia de Putin:

Creo que tuve algo que ver con eso. Incluí [estas sugerencias] en mi carta al pueblo ruso que publiqué en la última ciudad de la gira, la cual fue San Petersburgo, y desde luego, San Petersburgo resultó ser la primera ciudad que adoptó esta ley. […] Los ayudé indirectamente y es uno de mis logros de los que más me enorgullezco. (Huffington Post [24 de septiembre de 2013]. “Russia’s Anti-Gay Law Is One Of My ‘Proudest Achievements,’ Claims Pastor Scott Lively” http://www.huffingtonpost.com/2013/09/24/russia-scott-lively-_n_3982608.html)

Conclusión

Leelah Alcorn no se suicidó, fue asesinada por este sistema. Es un sistema que teme como los vampiros a la cruz la unión de los sectores explotados, pues cualquier avance que los homosexuales puedan tener en materia de derechos puede subir la confianza de otros sectores igualmente oprimidos al interior de ese país. Algunos agitando (por inconexos que sean) el fantasma del comunismo, otros tantos el del terrorismo, y otros más el de la perdición y el pecado, ninguno de los sectores religiosos quiere ver que la comunidad sexodiversa, los inmigrantes, los ateos y las minorías religiosas (sobre todo los musulmanes) consigan avances en sus derechos. La victoria de unos es la victoria de todos. Solamente la más ferviente unidad fraternal de estos sectores podrá barrer con estas instituciones fundamentalistas y así cumplir el sueño de Leelah, el cual dejó plasmado en las últimas palabras de su testamento:

“La única manera en que yo descansaré en paz es si un día las personas transgénero no son tratadas de la manera en que yo fui; que sean tratados como seres humanos, con sentimientos válidos y derechos humanos. […] Mi muerte tiene que significar algo. Mi muerte debe ser contada en el número de trans que se suicidan este año. Quiero que alguien vea ese número y diga ‘eso está jodido’ y lo arregle. Que arregle a la sociedad. Por favor”.

[i] Krehely, J. (2009) “How to close the LGBT Health disparities gap”, consultado el 13 de marzo de 2015. https://www.americanprogress.org/issues/lgbt/report/2009/12/21/7048/how-to-close-the-lgbt-health-disparities-gap/

[ii] Burns, C. y Krehely, J. (2011) “Gays and Transgender people face high rates of workplace discrimination and harassment”, consultado el 13 de marzo de 2015. https://www.americanprogress.org/issues/lgbt/news/2011/06/02/9872/gay-and-transgender-people-face-high-rates-of-workplace-discrimination-and-harassment/

[iii] Ross, B., Schwartz, R., Mosk, M. y Chuchmach, M. (11 de julio de 2011) “Michele Bachmann Clinic: Where You Can Pray Away the Gay?” http://abcnews.go.com/Blotter/michele-bachmann-exclusive-pray-gay-candidates-clinic/story?id=14048691

[iv] Binder, M. (9 de julio de 2014) “Evangelical Christian clubs coming to Portland-area public schools, opposition says curriculum is ‘hardcore fundamentalist indoctrination’”. http://www.oregonlive.com/portland/index.ssf/2014/07/good_news_club.html

[v] Kaminsky, J. (13 de enero de 2015) “Mississippi lawmakers want to make Bible state’s official book” http://www.reuters.com/article/2015/01/13/us-usa-mississippi-bible-idUSKBN0KM03020150113

[vi] Associated Press (16 de enero de 2014). “Atheist group sues over 10 Commandments monument at Oklahoma Capitol” http://www.foxnews.com/us/2014/01/16/atheist-group-sues-over-10-commandments-monument-at-oklahoma-capitol/

[vii] Busay, K. (enero de 2015) “Turkish transgender woman commits suicide ‘I could not, did not allow !’“ http://planettransgender.com/turkish-transgender-woman-commits-suicide-i-could-not-did-not-allow/

[viii] La Izquierda Diario (26 de febrero de 2015) “Alarmantes abusos contra activistas gay en Camerún“ http://www.laizquierdadiario.com/Alarmantes-abusos-contra-activistas-gay-en-Camerun

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s